NEWARK, NJ - El Senador Bob Menéndez (D-NJ) emitió las siguientes declaraciones en respuesta a informes indicando la posibilidad de una nueva serie de redadas migratorias por Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) durante un mes a través de todo el país. Los informes indican que el programa de redadas se enfocará en recoger a madres, niños y menores que hayan cumplido 18 años de edad, en su mayoría de Centroamérica, y con entrada a los Estados Unidos después del 1 de enero de 2014. En enero pasado, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) llevó a cabo similares redadas de inmigración muy polémicas, las cuales resultaron en la detención de 121 inmigrantes, en su mayoría mujeres y niños de Centroamérica, que llegaron a los Estados Unidos huyendo de la violencia de la región.

"En un momento en que deberíamos estar defendiendo nuestros valores e ideales como americanos y luchando en contra de la retórica xenófoba siendo propagada por el partido de Donald Trump, es verdaderamente desalentador leer informes de posiblemente más redadas de deportación dirigidas en contra de madres y niños Centroamericanos en los EE.UU. recientemente forzado a salir de sus países de origen para evitar una muerte segura".

"Como he dicho antes, el tratar de enviar un mensaje de disuasión mediante la deportación a la fuerza de personas que pueden tener un caso valido de refugio y protección no sólo es poco aconsejable, es verdaderamente perturbador y anti-americano. Las naciones del Triángulo del Norte de El Salvador, Honduras y Guatemala tienen las tasas de homicidios más altas del mundo, y hay que reconocer que esto se trata de una crisis humanitaria causada por aquellos que creen que es mejor correr por sus vidas y arriesgar morir, a quedarse y enfrentar una muerte segura".

"En lugar de ansiosamente deportar a las poblaciones vulnerables de nuestro país, debemos abordar las causas de esta crisis hemisférica de raíz, proporcionando refugios alternativos en la región, expandiendo los programas de reasentamiento de refugiados, y fomentando nuevas asociaciones para asegurar el bienestar, la seguridad, y la paz de estas familias en sus países de origen. Pero este simplemente no es el momento de cerrar los ojos ante la triste realidad que enfrentan estas madres y niños, y la cruel insistencia de la Administración en lidiar con esta crisis solo a través de un lente de seguridad fronteriza y de aplicación de leyes migratorias continuará fracasando y contradice su propio compromiso de deportar a criminales en vez de familias."

"Voy a seguir luchando para proteger la larga tradición de nuestra nación de defender y proteger a los refugiados de todo el mundo. Hay que darle prioridad a un debido proceso justo y significativo para estos niños y familias centroamericanas que buscan asilo."

El 21 de enero de 2016, el senador Menéndez y veintiún senadores demócratas y 146 demócratas de la Cámara enviaron cartas al presidente Obama denunciando la primera ronda de redadas de inmigración.

###