Newark, N.J. - El Senador Bob Menendez (D-N.J.) emitió las siguientes declaraciones en respuesta a las órdenes ejecutivas del Presidente Trump sobre inmigración.

“Esta es una decisión vergonzosa y terrible por un Presidente que está más preocupado con satisfacer a movimientos extremistas de la derecha en vez de preocuparse en basar sus acciones en lo que beneficia a todos los estadounidenses, la economía, y el futuro de este país. Donald Trump lanzó su campaña declarando que los Mexicanos son violadores y asesinos, y ahora despreciablemente está empezando su Presidencia declarando temporada abierta contra los inmigrantes y refugiados, y obligando a los contribuyentes a pagar la factura de sus ensueños nativistas.

“Es indiscutible que el Presidente Trump simplemente no comprende la magnitud o el verdadero costo humano que traerá esta decisión. La forma de ciegamente firmar órdenes ejecutivas indica que ya está como rehén de los miembros más anti-inmigrantes de su propio equipo.

“Viendo la agenda nativista siendo propagada por la Casa Blanca, el pueblo Americano tiene que ponerse de pie y recordar que fueron nuestros abuelos y bisabuelos inmigrantes los que construyeron esta nación, fomentaron la revolución industrial, mantuvieron nuestras fábricas funcionando, construyeron nuestras calles y autopistas, trabajaron duro y honestamente, abrieron negocios, ayudaron a derrotar al fascismo en todos los rincones del mundo, y le otorgaron una oportunidad a esta generación para poder alcanzar nuestro potencial. La inmigración logro eso.

“El sistema migratorio de Estados Unidos no se quebró de la noche a la mañana, y tampoco se va a arreglar repentinamente. Nadie disputa eso. Pero si tratan de arreglarlo construyendo un muro divisivo y ofensivo, ampliando las detenciones de inmigrantes, prometiendo prohibir la entrada de refugiados huyendo de violencia extrema, enredando a la policía local en asuntos federales de inmigración, y creando fuerzas de deportación para separar familias que pertenecen a nuestras comunidades, el Presidente Trump solo está cementando su lugar en el lado incorrecto del sentido común, realismo político y la historia de nuestro país. El enfoque sobre solo deportar y aplicar políticas injustas no es una solución válida. No debemos abandonar nuestros valores y el imperio de la ley que hemos difundido como un ejemplo a seguir para el resto del mundo.

Sin embargo, para evitar un juego de tener que tapar cada uno de los ataques del Presidente Trump contra nuestras comunidades de inmigrantes y refugiados, el Congreso debe retomar el debate sobre la reforma migratoria integral para lograr traer a nuestro sistema migratorio al siglo veinte y uno. No debemos darle la espalda a aquellos que vienen a EEUU buscando oportunidades y libertad. Ahora más que nunca, necesitamos líderes de ambos partidos que verdaderamente entiendan la experiencia de los inmigrantes, la historia de la inmigración, el patrimonio inmigrante y lo que estos significan para el progreso de esta nación”.

###