WASHINGTON. – El Senador Bob Menéndez (D-N.J.), Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, hoy fue acompañado por sus homólogos del Reino Unido, la República Checa, Estonia, Letonia y Lituania en emitir la siguiente declaración conjunta condenando la violenta represión del régimen cubano contra el movimiento pro-democracia de la isla después de que miles de cubanos salieran a la calle para pedir el fin de la dictadura en su país: 

“Nosotros, los presidentes de los Comités de Relaciones Exteriores de nuestros respectivos parlamentos nacionales, expresamos nuestro firme y absoluto apoyo al pueblo de Cuba manifestando sus deseos de vivir en un país más libre, más justo y más igualitario. Escuchamos sus demandas y las respaldamos. Nos mantenemos unidos en nuestro apoyo a las aspiraciones del pueblo cubano de forjar un nuevo futuro democrático con un énfasis en la dignidad humana y la justicia social. Le urgimos al régimen cubano que haga lo mismo.
 
“Condenamos firmemente a las autoridades cubanas por utilizar la violencia, la intimidación y la censura para negarle a los cubanos su derecho constitucional de reunirse y protestar pacíficamente. Denunciamos además el llamamiento del gobierno de Díaz Canel a los civiles pro-régimen a alzarse en armas contra el movimiento pro-democracia. Estas acciones demuestran que el régimen prefiere poner al pueblo cubano de rodillas antes que escuchar sus plegarias.
 
“Pedimos que se impongan sanciones selectivas contra miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Cubanas, el Ministerio del Interior Cubano, la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba y todo aquel que sea cómplice de perpetuar la represión violenta de protestas pacíficas o violaciones de los derechos humanos.
 
“En solidaridad con la comunidad internacional y con las familias de los activistas y periodistas detenidos injustamente, le pedimos al régimen que libere de inmediato a todos los que han sido detenidos por luchar por sus libertades fundamentales y sus derechos universales.
 
“El pueblo cubano tiene todo el derecho de vivir libre de la desesperanza. El régimen cubano tiene la responsabilidad de escuchar los gritos pidiendo ayuda de su pueblo. Hacemos un llamado al régimen para que establezca un diálogo constructivo que incluya la participación de una amplia gama de individuos de la sociedad civil, y así forjar un camino democrático y próspero para Cuba”.

La declaración conjunta fue emitida por:

Senador Bob Menéndez

Chairman, Estados Unidos

Tom Tugendhat MP 

Chair, Reino Unido

Senador Pavel Fischer

Chair, República Checa

Marko Mihkelson

Chair, Estonia

Rihards Kols

Chair, Letonia

Žygiamantas Pavilionis 

Chair, Lituania


###