Un grupo de 24 senadores demócratas envió una carta a las cabezas de las dependencias federales encargadas del manejo y proceso de inmigrantes, para que muestren los protocolos que llevan a cabo para enfrentar la pandemia de coronavirus en los centros de detención.

 

Sigue aquí la cobertura minuto a minuto de la pandemia de coronavirus

 

En la misiva, enviada a Chad F. Wolf, Secretario Interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS); Matthew T. Albence, Director Interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE); y Mark A. Morgan, Comisionado interino de Protección de Fronteras y Aduanas (CBP), los legisladores exigen conocer “políticas y procedimientos que tienen sus respectivas agencias para preparar y gestionar una posible propagación del coronavirus entre los detenidos y el personal de las instalaciones del DHS”.

 

Los congrersistas también urgen al gobierno liberar a las población de inmigrantes más vulnerables, entre ellos personas mayores, enfermos, mujeres embarazadas y menores mien tras sigue el curso de sus procesos migratorios.

 

Desafío único

“Las personas detenidas son especialmente vulnerables a la propagación de la infección (por el covid-19)”, advierte el grupo y demanda “garantizar el cuidado y monitoreo suficiente” en los centros de detención, esfuerzo que denomina como un “desafío único”.

 

Agregan que de acuerdo con datos proporcionados por expertos en salud pública, “las personas detenidas ‘corren un riesgo especial de infección, dadas sus situaciones de vida, con menos oportunidades de participar en medidas proactivas para mantenerse a salvo, y el control de infecciones es un desafío en estos entornos’”.

 

“Dada la propagación del virus en Estados Unidos y la vulnerabilidad particular de las personas en detención y personal de inmigración, es fundamental que el DHS, ICE y la Patrulla Fronteriza tengan planes para ayudar a prevenir la propagación del nuevo coronavirus en sus instalaciones y proteger así a las personas detenidas, personal de la instalación y el público en general”, precisa la carta.

 

Los parlamentarios también indicaron la falta de coordinación entre los servicios de atención médica de las prisiones y el resto de nuestro sistema nacional de atención médica, advirtiendo que la gestión de esta pandemia “será más difícil y menos eficaz para las personas encarceladas, sus familias y el personal de estas instituciones”.

 

Datos alarmantes

Los senadores advierten al DHS que, de acuerdo con las cifras actuales de personas infectadas y fallecidas a causa del virus en el mundo y en Estados Unidos, y las proyecciones estiomadas por las atoridades de salud, los poco más de 39,000 detenidos en los centros de detención de ICE están en riesgo de contagio.

 

ICE tiene una capacacidad diaria de poco más de 50,000 camas, de acuerdo con reportes del DHS entregados al Congreso.

 

Las personas privadas de libertad "corren un riesgo especial de infección dadas sus situaciones de vida" y "también pueden ser menos capaces de participar en medidas proactivas para mantenerse seguros, y el control de infecciones es un desafío en

estas configuraciones", precisa la carta.

 

Los protocolos

Dada la propagación del virus en Estados Unidos y la vulnerabilidad particular de las personas en detención y personal de inmigración, “es fundamental que el DHS, ICE y CBP tengan planes para ayudar prevenir la propagación del nuevo coronavirus en sus instalaciones y proteger a las personas detenidas, personal que operas en ellas y el público en general”, indicaron.

 

“Aunque entendemos que ICE ha tomado ciertas medidas a la luz de la actual crisis de salud pública, incluida la suspensión indefinida de visitas de proveedores de servicios no legales, es imperativo que DHS, ICE y CBP tengan planes específicos para manejar cualquier brote dentro de la población detenida y brindar tratamiento a los inmigrantes y personal que se infecta”, y exigieron que presenten esos protocolos para que el Congreso los conozca.

 

Añadieron que “dada la vulnerabilidad específica de las personas en centros de detención y que permanecen confinados, y para prevenir una mayor propagación del coronavirus, exigen conocer, entre otras inquietudes:

 

  • Qué orientación, si hay alguna, emitió DHS, ICE y CBP con respecto a la aplicación de discreción, incluida la discreción para liberar personas con fianzas, libertad condicional, o mediante la inscripción de personas en alternativas a los programas de detención.
  • Qué medidas, si hay alguna, ha tomado ICE para proteger del coronavirus a las personas detenidas.
  • Cuáles son las guías para detectar el virus en los detenidos recién llegados.
  • Cómo planifican DHS, ICE y CBP para identificar a las personas bajo custodia o el personal en las instalaciones.
  • Quiénes son los inmigrantes que están en mayor riesgo
  • Cómo garantizarán DHS, ICE y CBP que las personas en segregación sean monitoreadas adecuadamente.
  • Cómo administrarán DHS, ICE y CBP el servicio de alimentos si las personas detenidas o el personal de la instalación que se infecta o se pone en cuarentena y no puede trabajar.

 

Qué políticas o procedimientos tienen DHS, ICE y CBP implementados para rastrear y recopilar datos sobre la propagación del coronavirus.

 

La carta fue firmada por los senadores Cory Booker (D-New jersey), Kamala Harris (D-California), Dianne Feinstein (D-California), Dick Durbin (D-Illiois), Richard Blumenthal (D-Connecticut), Chris Coons (D-Delawere), Ed Markey (D-Massachusetts), Amy Klobuchar (D-Minnesota), Jack Reed (D-Rodhe Island), Michael Bennet (D-Colorado), Elizabeth Warren (D-Massachusetts), Ron Wyden (D-Oregon), Mazie Hirono (D-Hawaii), Tim Kaine (D-Va.), Sheldon Whitehouse (D-R.I.), Bernie Sanders (I-Vermont), Chris Van Hollen (D-Maryland), Catherine Cortez Masto (D-Nevada), Tammy Duckworth (D-Illinois), Tina Smith (D-Minnesota), Jackie Rosen (D-Nevada), Mark Warner (D-Virginia), y Sherrod Brown (D-Ohio).