“Sólo un tirano deportaría a cubanos y venezolanos a enfrentar otro tirano”, dijo el senador cubanoamericano Bob Menéndez acerca de la política de deportación del gobierno estadounidense.

 

“Es el momento para que Estados Unidos reciba nuevamente con los abrazos abiertos a las personas que huyen de regímenes brutales”, dijoMenéndez este sábado en Twitter, en reacción a un artículo del diario The Miami Herald que aborda el tema.

 

El senador demócrata de New Jersey aseveró que castigar a las víctimas no te convierte en un “duro contra los dictadores”.

 

El congresista Albio Sires, también de origen cubano, respondió de manera similar.

 

“Estoy de acuerdo, senador Menéndez. El presidente (Trump) ha demostrado una y otra vez que su prioridad es el avance de su agenda cruel contra los migrantes, y no el apoyo a la gente de Cuba y Venezuela”, escribió Sires en Twitter.

 

La mencionada nota de The Miami Herald se refiere a 1,800 cubanos que están confinados mientras esperan ser deportados. Algunos de los detenidos entrevistados por el diario dicen que las condiciones en una prisión de Louisiana son difíciles.

 

Las lluvias causan inundaciones, y es como un río, dijo uno de ellos. También dijo que no se puede hacer distanciamiento social y hay muchas personas infectadas con el coronavirus.

 

“Vine a buscar libertad de una dictadura y mire lo que encontré”, dijo uno de los cubanos al periódico.

 

El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, también ha criticado a la administración Trump “por deportar a cubanos y venezolanos”.

 

El pasado jueves en la Florida, Biden dijo que impediría la deportación de cubanos y venezolanos y cambiaría la política hacia el régimen cubano si logra triunfar en las elecciones del 3 de noviembre.

 

En octubre del 2019, la agencia AP reportó que las deportaciones de cubanos bajo la administración Trump habían aumentado mucho, pero que las protecciones para los cubanos en Estados Unidos habían concluido durante la administración Obama, tras la firma del acuerdo que reanudaba las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

 

The Miami Herald reporta que entre octubre de 2019 y marzo de 2020, mas de la mitad de las peticiones de asilo de cubanos y nicaragüenses en busca de asilo fue rechazada.

 

“La administración Trump también inició los procesos de deportación contra 25,044 cubanos en el año fiscal 2019. La mayoría de ellos buscaban asilo en la frontera”, precisó el diario basado en datos estudiados por la Universidad de Syracuse.

 

En septiembre, los senadores demócratas BobMenéndez, Dick Durbin, Patrick Leahy y Ben Cardin, denunciaron los procesos de asilo que involucran a ciudadanos de Nicaragua, Venezuela y Cuba.