El senador asegura que es esencial que el presidente utilice la mascarilla para motivar el cuidado entre los estadounidenses. Dice que al no usarla está enviando un mensaje sugiriendo que no es necesaria a pesar de la emergencia que se vive en el mundo por el coronavirus. Señala que la prevención del covid-19 sigue siendo un reto para el país.