Sen. Menendez: “Ha llegado el momento de evitar que la crisis fiscal empeore en Puerto Rico.”

Sen. Menendez: “Ha llegado el momento de evitar que la crisis fiscal empeore en Puerto Rico.”


WASHINGTON, DC - El senador Bob Menéndez (D-NJ), pronunció un discurso en pleno del Senado anoche sobre la creciente crisis económica en Puerto Rico. Menéndez criticó los juegos politiqueros de los republicanos, y esbozó una serie de pasos sustantivos que el gobierno federal debe tomar para estabilizar la situación y proteger a los 3,5 millones de ciudadanos estadounidenses en la isla. A continuación, sus declaraciones tal como fueron preparadas:

“Tomo la palabra hoy profundamente preocupado por la creciente crisis económica en Puerto Rico, la cual amenaza con desestabilizar la isla, y en la cual debemos involucrarnos más y ayudar a nuestros compatriotas - ciudadanos estadounidenses -  antes que la crisis financiera se convierta en una calamidad.
 
“Y de nuevo exhorto, tal como lo hice recientemente en una carta al secretario Lew, junto con siete miembros del Caucus Hispano del Congreso – para que el Departamento del Tesoro vaya más allá de simplemente proporcionar asistencia técnica y tome un papel de liderazgo a pleno pulmón para resolver esta crisis de inmediato - como lo hemos hecho en las crisis financieras anteriores.
 
“Si no actuamos, el resultado podría ser el caos financiero total que, al final del día, será mucho más caro, mucho más caótico, y le costara - tanto a largo como a corto plazo - mucho más a Puerto Rico y a los Estados Unidos.
 
“El hecho es – Una solución  viable esta en manos de la Administración - con  la Tesorería y HHS.
 
“Como dijimos en la carta al Secretario Lew, el mundo está observando a Puerto Rico. Y debemos asegurarnos que los Estados Unidos haga todo en su poder para tomar medidas fuertes, audaces, sustantiva para que la situación se estabilice y protejamos a los 3,5 millones de ciudadanos estadounidenses en la isla y sus familias.
 
“La asistencia técnica y el asesoramiento del Departamento del Tesoro es bienvenido pero en mi opinión no es suficiente. El Dept. del Tesoro tiene que tomar un papel activo y el Congreso debe aprobar el Proyecto de Ley pendiente de reestructuración de deuda, el cual presenté junto con los senadores Blumenthal, Schumer, y otros colegas del Senado que busca permitirle al Gobierno de Puerto Rico autorizar que sus servicios públicos restructuren sus deudas bajo el Capítulo 9 del Código de Quiebras de Estados Unidos. Esto es en el mejor interés de Puerto Rico y el continente.
“El hecho del asunto es, Puerto Rico en realidad registraría un superávit, un superávit si no tuviese que hacer estos pagos de la deuda.
 
“Permitir que las empresas de propiedad estatal reestructuren sus deudas mediante un proceso jurídico sólido le daría el espacio necesario a la isla para implementar reformas necesarias y no le costaría a los contribuyentes un solo centavo. Esto podría ser una gran ayuda para promover el resultado más justo y más eficiente.
 
“Esta idea ha sido apoyada por los consejos editoriales de el Wall Street Journal, el Washington Post, Bloomberg View, el New York Times, Los Angeles Times, el Boston Globe entre otros. Me gustaría presentarlos en el pleno para el registro oficial del Senado.
 
“El proyecto de ley también es apoyado por la Conferencia Nacional de Quiebras una organización no partidista y por numerosos abogados y jueces de quiebras.
 
 “Además, está claro que el sistema de salud de la isla está añadiendo más presión a la situación financiera general; Representando un 20 por ciento de la economía de la isla - y responsable de la tercera parte de la carga total de la deuda. 60 por ciento de los puertorriqueños que viven en la isla están inscritos a Medicare y /o a Medicaid. Y debido a la disparidad en cómo estos dos programas de salud son financiados en relación con los 50 estados, la crisis financiera sólo se exacerba.
 
“Para ayudar a aliviar algo de esta presión sobre el sistema de salud, he presentado Proyecto de Ley Para Mejorar el Tratamiento de los Territorios de los EE.UU. Bajo Programas de Salud Federal de 2015, copatrocinado por los senadores Schumer, Nelson, Gillibrand y Blumenthal.
 
“Esta legislación incluye varias políticas que garantizarían que los proveedores de Puerto Rico - ambos hospitales y médicos - se traten de manera más equitativa a los estados en relación con los programas de Medicare y Medicaid.
 
“Igualmente, este proyecto de ley garantizaría que los beneficiarios de la isla reciban un trato igualitario  también. Como ciudadanos de los Estados Unidos, es imperativo que los puertorriqueños tengan acceso a la misma atención, cobertura y beneficios para la salud que los demás.
 
“Aunque creo que esta legislación audaria bastantemente en proveer la solución a problemas de salud sistémicos de la isla, hay varios pasos que el HHS puede tomar de inmediato y sin la necesidad de acción del Congreso. Por ejemplo, pueden cambiar los cálculos de pago bajo Medicare Advantage y reglas de hospitalización de Medicare para reflejar con mayor precisión los costos y los datos demográficos de la isla.
 
“Al hacer los ajustes necesarios a ciertas fórmulas de pago claves, el HHS podría hacer que la práctica de la medicina sea una opción económicamente viable en Puerto Rico - y  así detener la ola de los médicos que salen de la isla hacia la parte continental de Estados Unidos y también asegurar que nuestros compatriotas que viven en la isla puedan recibir la atención que necesitan y merecen.
 
“Insto no sólo al Secretario del Dept. del Tesoro Lew, pero también a la Secretaria de HHS Burwell a hacer todo lo posible para proporcionar todo el alivio relacionado con las finanzas y la salud en Puerto Rico para ayudar a frenar la crisis de la isla.
 
“El Grupo de Trabajo del Gobernador Garcia Padilla para la Recuperación Económica de Puerto Rico también lanzó recientemente un plan de cinco años a principios de este mes. Aunque no estoy de acuerdo con todo lo incluido en el plan, se nota un esfuerzo claro y legítimo para enfrentar la crisis económica que enfrenta la isla. Por desgracia, la estructura actual de la deuda y las restricciones legales amenazan la efectividad de las reformas propuestas. Sin proporcionar cierta flexibilidad y margen de maniobra, todas las decisiones difíciles en el mundo no van a ser suficientes para resolver esta crisis.
“Ahora, quiero dejar absolutamente claro: no estoy pidiendo un rescate federal de Puerto Rico. Pero todavía hay mucho que podemos y debemos hacer para restaurar la solvencia de la isla y hogar de 3,5 millones de estadounidenses.
 
“Nuestro vínculo con estos 3,5 millones de estadounidenses que viven en la isla siempre ha sido fuerte. Y nuestra relación con Puerto Rico es extensa. Con más de 5 millones de puertorriqueños que residen en los Estados Unidos - más que en el propio Puerto Rico - estamos indisolublemente atados. No debería haber necesidad de recordar a este pleno el hecho que desde la infancia de nuestra nación, el pueblo de Puerto Rico ha estado ahí para nosotros - y ahora tenemos que estar ahí para ellos. Puerto Rico fue cedido a los Estados Unidos en 1898 después de la Guerra Española.Menos de dos décadas después, en 1917 el Congreso aprobó la Ley Jones concesión de la ciudadanía estadounidense a los residentes de la isla. Pero incluso mucho antes de que se les concediera la ciudadanía americana, los puertorriqueños han tenido una larga y orgullosa historia de lucha del lado de EEUU.
 
“En 1777, los puertos de Puerto Rico fueron utilizados por los buques de Estados Unidos, lo que les permitió ejecutar bloqueos británicos y mantener el comercio fluyendo, algo que era crucial para el esfuerzo durante la guerra. Fueron puertorriqueños muchos de los soldados que alzaron las armas en la Guerra Civil de Estados Unidos, defendiendo a Washington DC y luchando en la batalla de Fredericksburg. En la Primera Guerra Mundial, casi 20.000 puertorriqueños fueron reclutados en las fuerzas armadas de Estados Unidos.
 
“Y no nos olvidemos de Regimiento 65 de Infantería conocido como los Borinqueneers - la unidad militar segregada compuesta casi en su totalidad de soldados de Puerto Rico quienes jugaron un papel crucial y destacado en la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea - uno de los regimientos más condecorados de la historia militar.
 
“Estoy orgulloso de decir que he trabajado con el Senador Blumenthal y otros para asegurar que los heroicos Borinqueneers – la única unidad militar de Latinos segregada en la historia de los Estados Unidos y la última unidad segregada en ser desbandada - recibiera su bien merecido y súper atraso reconocimiento nacional al aprobar un proyecto de ley el año pasado otorgándole a estos valientes patriotas la Medalla de Oro del Congreso - la expresión más alta de aprecio nacional para logros y contribuciones distinguidos a los EE.UU.
 
“Es muy fácil señalar con el dedo a nuestros hermanos y hermanas en la isla y culpar a Puerto Rico por llevar a más de $ 70 mil millones en deuda, pero yo le pido a mis colegas en el Senado a trabajar conmigo en la búsqueda de soluciones para incrementar a nuestra responsabilidad a nivel federal mediante la búsqueda de oportunidades para el Congreso y la Administración para corregir algunas de las desigualdades que han contribuido a esta crisis.
 
“Estoy hablando de la financiación desigual de Medicaid y Medicare a la que que me referí antes; La exclusión de Puerto Rico de participar en el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario que ayuda a los estadounidenses más vulnerables. La exclusión de Puerto Rico en el crédito tributario por hijos y el crédito tributario por ingreso del trabajo, que incita a las personas de bajos ingresos a buscar empleo. Y, como se mencionó anteriormente, la exclusión de Puerto Rico del capítulo 9 del Código de Quiebras de Estados Unidos.
 
“Ahora más que nunca, necesitamos estar pidiéndole a Washington: ¿qué medidas se pueden tomar para ayudar a manejar esta crisis? El trato desigual a nivel federal es, a si no queramos admitirlo, un factor que contribuye a la actual crisis económica, y la falta de apoyo federal ha animado el endeudamiento por el gobierno de Puerto Rico, algo que ha sucedido bajo muchas, muchas Administraciones.
 
“Debemos hacer nuestra parte - tanto en el Congreso como la Administración - para hacer frente a esta crisis, y debemos actuar ahora, con urgencia.
 
“Creo que el punto es claro. Como ya he dicho, tenemos un histórico vínculo inquebrantable especial, con Puerto Rico y ahora es el momento de fortalecer ese vínculo.
 
“Ha llegado el momento de evitar que la crisis fiscal empeore en Puerto Rico. Ha llegado el momento para ayudar a Puerto Rico. Y podemos hacerlo simplemente dándoles los medios para ayudarse a sí mismos a través del código de bancarrota de Estados Unidos como lo haríamos con cualquier entidad similar para tener una reestructuración ordenada y así lograr tener un buen futuro económico”.”

###