Menéndez Aplaude Decisión para Facilitar Proceso de Reunificación Familiar

Menéndez Aplaude Decisión para Facilitar Proceso de Reunificación Familiar

Washington - El senador federal estadounidense Robert Menéndez (D-NJ) aplaudió a la Administración Obama por sus esfuerzos para ayudar a las familias mantenerse unidas al permitir a los familiares inmigrantes de ciudadanos de los EE.UU. y residentes permanentes legales el solicitar para una excepción por unidad familiar en los Estados Unidos. En un aviso en el Registro Federal, los Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos anunció que publicará nuevos procedimientos que permitirán a maridos, esposas e hijos de ciudadanos de EE.UU. a permanecer aquí con sus familias y pasar poco tiempo en Ciudad Juárez o en otro Consulado de los EE.UU. en el extranjero para su entrevista de visa final y poder obtener su estatus de residente permanente legal.

"Un cambio basado en el sentido común como este - literalmente en donde se procesa un formulario de gobierno - hace un mundo de diferencia para las familias inmigrantes," dijo Menéndez, quien, junto a sus colegas del Caucus Hispano del Congreso abogo había estado abogando por este cambio desde el año pasado. "Los niños no deberían tener que sufrir a raíz de una separación de sus madres y padres. Los conyugues deberían poder mantenerse unidos mientras presentan su petición sobre su status legal. La burocracia gubernamental no debe interponerse entre las familias estadounidenses. Tengo la esperanza de que la Administración expanda esta solución para incluir también a los familiares de residentes permanentes legales."

En la Actualidad, los ciudadanos de los EE.UU. y residentes permanentes legales enfrentan obstáculos burocráticos innecesarios y peligrosos en la obtención de residencia permanente para su cónyuge o un hijo. Tienen que presentar una petición de visa, y una vez que la petición es aprobada y la cita para la visa programada, el cónyuge o hijo debe viajar al consulado de EE.UU. en su país de origen para ser entrevistado. Cualquier excepción ("waiver") necesaria debe solicitar al mismo tiempo que el solicitante espera en su país de origen, y la decisión sobre la excepción a menudo toma semanas, meses o incluso más de un año en completarse. Mientras tanto, las familias son separadas y los cónyuges y los niños se ven obligados a esperar en situaciones potencialmente peligrosas hasta que una decisión sea tomada y pueda completar su proceso de visa y regresar a los EE.UU. con un documento de residente legal permanente ("green card").

Menéndez señaló como ejemplo la historia de Vidal Tapia de Paterson New Jersey como un ejemplo de la importancia de un cambio en la política actual. Vidal, que era el mejor estudiante de su clase de secundaria con un GPA de 4.0, tiene que viajar a Ciudad Juárez para obtener su visa de familia y tendría que esperar en México durante varios meses mientras se completa el proceso y trata de demostrar "dificultades extremas" en su familia debido a la separación. Correría el riesgo permanente de ser separado de su madre y otros parientes cercanos permanentemente, sólo para poder procesar su visa. Con este cambio, Vidal podría solicitar la renuncia a la "excepción por dificultad extrema", mientras aún se encuentra en los EE.UU. y saber de antemano si cualificaría antes de salir de los EE.UU. Básicamente eliminaría el que la persona tenga que "adivinar" o especular de antemano si cualificaría para una excepción y pondría fin a mucho de los temores que caracterizan este tipo de caso tras la amenaza de poder sufrir una separación de sus familias permanentemente.

###