Menendez Sobre Decisión de Devolver la Mayoría de los Diplomáticos Estadounidenses en Cuba

Menendez Sobre Decisión de Devolver la Mayoría de los Diplomáticos Estadounidenses en Cuba

 
San Juan, P.R. – El senador Bob Menendez (D-N.J.), miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, emitió las siguientes declaraciones en respuesta el anuncio de la Casa Blanca advirtiendo a los estadounidenses a no visitar Cuba y retirando el 60% del personal de la embajada estadounidense después que veintiún diplomáticos de EEUU sufrieran misteriosos ataques acústicos mientras servían en La Habana.

"La política exterior de nuestra nación siempre debe basarse en la creencia firme en el poder de nuestras políticas para avanzar al mundo hacia la democracia, la paz y la preservación de los derechos humanos. Pero como dije cuando se anunció la apertura de una embajada estadounidense en Cuba, Estados Unidos nunca debería encontrarse en una posición en donde tenemos que comprometer nuestros principios básicos para recibir concesiones mínimas, y eso incluye tener que confiar en un régimen autoritario y engañoso cuando dice que son capaces de certificar la seguridad y protección total de todo el personal estadounidense.

"Durante meses, de acuerdo a los reportes que hemos visto, el gobierno de Castro estuvo plenamente informado de estos ataques hacia diplomáticos estadounidenses y canadienses que comenzaron el año pasado. A pesar de sus responsabilidades y a pesar de insistir lo contrario, se negaron a tomar las medidas apropiadas para investigar, cooperar y, en última instancia, prevenir estos ataques en contra de nuestros diplomáticos.

"Para que Cuba sea considerada parte genuina de la comunidad de naciones, primero debe demostrar un cambio de conducta a través de acciones verificables como lo es priorizar la seguridad del personal diplomático, y no solo enfocarse en retórica vacía. Cuba sigue siendo tan represiva hoy como siempre y no podemos dejar que su desprecio por la seguridad humana afecte directamente a los estadounidenses que sirven en el extranjero. El gobierno de los Estados Unidos tiene el deber de ser franco, directo y enérgico en la defensa de nuestros funcionarios del Servicio Exterior y sus necesidades, y por mi parte, aplaudo esta última medida tomada por la Administración."

###