Legisladores federales piden respuestas a la Junta de Supervisión Fiscal

Legisladores federales piden respuestas a la Junta de Supervisión Fiscal


By:  José A. Delgado
El Nuevo Dia

Trece senadores y congresistas – encabezados por Bernie Sanders (Vermont) y Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York)-, demandaron hoy de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que a más tardar en dos semanas ofrezca explique sus potenciales conflictos de intereses y justifique la política pública de austeridad que ha impuesto sobre Puerto Rico.

Los legisladores federales, en una carta enviada a la JSF, que controla las decisiones financieras del gobierno electo de la Isla, pidieron que se reviertan las medidas de austeridad, que se decrete una moratoria en los pagos de la deuda hasta que se complete una investigación sobre potenciales conflictos de intereses de sus miembros y que se le provean respuestas para el 7 de octubre.

Entre otras cosas, reclamaron una explicación detallada del excedente fiscal que ha previsto la JSF para pagar a los acreedores del gobierno de Puerto Rico, un análisis sobre el impacto económico, en la emigración y la inequidad de los recortes en educación, salud y las pensiones públicas, la información financiera de los miembros de la JSF, y todos los documentos relacionados a los contratos con empresas que puedan beneficiarse de la reestructuración de la deuda, como Mckinsey Company y Citigroup Global Markets.

Con respecto a los miembros de la JSF, la petición de información incluye los lazos familiares o profesionales que puedan tener con instituciones o personas que tienen bonos del gobierno de Puerto Rico o mantienen contratos con el ente fiscal, incluidos detalles sobre compensaciones “externas”.  También pidieron todo el material relacionado a la política pública de la JSF sobre potenciales conflictos de intereses.

Los ocho senadores y cinco representantes que firman la carta – todos demócratas-, indicaron que escriben en apoyo a los miles de puertorriqueños que salieron a las calles el verano pasado “a exigir responsabilidad de su gobierno” y obligaron al entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares a dimitir.

“La corrupción de su administración y los comentarios profundamente ofensivos hacia las mujeres, las personas LGBTT, las personas de color y las víctimas del huracán María eran inaceptables, y nos alentó (la) renuncia (de Rosselló Nevares). Sin embargo, está claro que esa movilización histórica e inspiradora va mucho más allá de un individuo. El pueblo de Puerto Rico busca el control democrático sobre su futuro, y llamó no solo a la renuncia del gobernador Rosselló, sino al fin de la JSF que controla las decisiones económicas de la Isla”, indicaron.

La carta está firmada por Sanders, senador independiente; la congresista boricua Ocasio Cortez; los senadores Elizabeth Warren (Massachusetts); Cory Booker (Nueva Jersey); Ed Markey (Massachusetts); Jeff Merkley (Oregón); Kirsten Gillibrand (Nueva York); Richard Blumenthal (Connecticut); Robert Menéndez (Nueva Jersey); y los congresistas Adriano Espaillat (Nueva York); Jesús “Chuy” García (Illinois); Pramila Jayapal (Washington); y Mark Pocan (Wisconsin).

Sanders, Warren y Booker son precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos.

Ocasio Cortez, a través del subcomité de Ambiente de la Comisión de Investigación y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, planifica una visita a Puerto Rico, que puede incluir una audiencia pública y varias visitas.  “Puerto Rico no debe ser tratado más como una colonia”, sostuvo Ocasio Cortez, en una declaración escrita.

Los legisladores federales cuestionaron que el plan fiscal adoptado por la JSF se enfoque “en producir un excedente fiscal significativo”, colocando los reclamos de los “fondos buitres de Wall Street por encima de las necesidades del pueblo puertorriqueño”.

“El excedente fiscal se ha más que duplicado desde que se publicó el primer plan fiscal, a pesar de que han habido pocos cambios a los supuestos de la Junta”, advirtieron los senadores y representantes en su carta a los miembros de la JSF, que fue publicada primero por The Intercept.

También cuestionaron los acuerdos de reestructuración que se han acordado, los que consideran más generosos que los estimados que hace la JSF sobre la capacidad de pago del gobierno de Puerto Rico.

Con respecto al contrato con McKinsey, los senadores y congresistas recordaron que una de sus subsidiarias, Mio Partners,  ha tenido inversiones en instrumentos de la deuda pública de la isla.